La reputación online y la búsqueda de empleo

Cuando formamos parte de una red social (facebook, twitter, instagram, youtube…) muchas veces no somos conscientes que la información que compartimos la van a ver terceras personas.

Contaba el diario Cinco Días que el 87% de las empresas utiliza las redes sociales en sus procesos de reclutamiento, tanto para seleccionar candidatos como para consultar la actividad de ellos antes de contratarles.

Esto me recuerda aquellas entradas en Facebook de jóvenes o mayores en búsqueda de empleo donde insertan fotos en estado un poco «eufóricos» con un vaso en la mano de salidas de fines de semana, vacaciones, fiestas familiares, etc. Seguramente que estas fotos alguna vez serán escudriñadas por seleccionadores que pueden ver rasgos negativos aunque en la realidad no sea así.

Sin embargo, las redes sociales no sólo sirve para ver lo negativo de una persona. Un perfil en la red social de un candidato puede servir para mejorar su percepción y dar pistas a un empleador de ser una extrovertido, conocer idiomas, realizar actividades deportivas, tener destreza en la cocina, o ser seguidores de un equipo de fútbol.

Todo lo anterior es lo que constituye nuestra «reputación online».

Las pautas a seguir en las redes sociales si queremos proteger nuestra «reputación online» es: en primer lugar, pensar antes de publicar cualquier información personal, fotografías o datos privados, y sobre todo, evitar publicar datos sobre salud, edad, estado civil, ideología, sentimientos religiosos, o comportamientos indecorosos.

Noticias relacionadas:

Estamos aquí para ayudarle

×